2 de noviembre de 2009

Testimonio de Héctor Maya

HOMERO Y SUS VINCULACIONES CON ENTRE RÍOS
Homero ManziViene al caso que mi padre Hector Domingo Maya que fue gobernador entre 1946 y 1950, fue amigo y compañero en Forja de Homero Manzi y allí tambien militaban entre otros Jauretche y Scalabrini Ortiz y los menos conocidos. Entre ellos un hermano de Homero, apodado el Tigre Manzi, también afecto a la cultura y encargado en Forja de la Prensa y Movilizacion. Al organizar su gobierno en el '46, mi padre, recurrió al Tigre Manzi, quien fue designado como director de Cultura de la Provincia y/o Prensa y Cultura (tendríamos que rastrear archivos) y que organizó entre otras cuestiones los grupos periodísticos de la Accion y otros medios, que se intentaron desarrollar en Parana en esa época.

Recuerdo comentarios de mi padre que Manzi (el Tigre), organizó en la provincia lo que se llamó las Brigadas Federales, que era un grupo cultural que recorría la provincia dando espectáculos, mensajes politicos federales y de libertad y que entre otros integraban Mateo Dumon Quesada, Claudio Martinez Paiva, Yamandu Rodriguez y creo en algunos tramos Linares Cardozo; o sea, un verdadero lujo literario y cultural.

Dias pasados en la presentación del libro sobre el Peronismo Entrerriano, participaron algunos "viejos" que trabajaron como periodistas tanto en los medios de la epoca, como en el gobierno de mi padre.

Otros forjistas tambien fueron integrantes del gobierno del '46. En Ceremonial trabajaba Orlando Paoletta, que por muchos años vivió en Gualeguaychu y ayudó a muchos compañeros perseguidos en el '55.

En el conflicto de Entre Rios con Buenos Aires por la propiedad de las Islas Lechiguanas, que se inció cuando mi padre era ministro de Gobierno de la Intervención Federal de la Revolución, en representación de Entre Rios, designó para que actuara como agrimensor (tambien era su profesión) a Raúl Scalabrini Ortiz y en esa oportunudad conoció a una paranaense que fue su esposa: Mercedes "Mecha" Comaleras.

Todas estas personas eran radicales irigoyenistas y visitaban semanalmente a Don Hipólito, como me contaba mi padre, que estudiaba Derecho y en la epoca era - con 19 años de edad - presidente del Comite Universitario Radical, resultando que en tal carácter, fue uno de los oradores que despidió los restos de Don Hipólito.

Mas aún, como detallan algunos cuentos de Jauretche en el Medio Pelo y El Manual de Zonceras, los forjistas pasaban los veranos en el campo de mi bisabuelo Domingo Guezamburu, en la zona de Ceibas, Departamento Gualeguaychú y allí concretaban sus jornadas de discusión y trabajo político.

Análisis Digital

peronismodisidente.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario